Más de medio centenar de truficultores franceses visitaron nuestras tierras para conocer el mundo de la truficultura de la zona

(0 votos)

El pasado fin de semana un grupo de más de 55 truficultores franceses visitaron Tierra Estella con el objetivo de conocer el mundo de la truficultura en esta zona. El sábado 7 de septiembre truficultores navarros y de cerca de nuestra comarca les recibieron en las Bodegas Aroa, en Zurucuain, donde se celebró una comidad de hermandad. A continuación, los miembros de la Asociación de Truficultores de Francia se trasladaron a las plantaciones truferas de Ancín, propiedad de José Andrés Pejenaute, para verlas in situ e intercambiar conocimientos e impresiones al respecto.

A media tarde, tanto el grupo de truficultores franceses como los venidos de diferentes localidades de la Merindad, del País Vasco y La Rioja volvieron a encontrarse en el centro de interpretación de la trufa de Metauten, donde realizaron diversas actividades.

Desarrollo de la jornada

Primeramente, el grupo de truficultores franceses recorrío los rincones del Museo para conocer sus instalaciones además de descubrir la gran cantidad de actividades y propuestas que ofrece tanto a los visitantes que se acercan a conocer el misterioso mundo de la trufa como a los truficultores y agricultores de la zona, siendo el punto de unión de todos ellos.

Mientras tanto, el resto de truficultores participaron en una charla impartida por el experto francés Pierre Souzart, autor de varios libros sobre trufa, que intercambió sus nociones en el mundo de la truficultora con los asistentes centrándose en las necesidades de agua que tiene este hongo subterráneo.

A continuación, dos trabajadores de la empresa turolense Terranova, también dedicada al mundo de la truficultura, realizaron una exposición práctica en las inmediaciones del Museo sobre sistemas de riego.

Para terminar la jornada, todos los participantes, cerca de 90 personas, se reunieron en torno a una mesa donde probaron todo tipo de productos trufados: desde tostadas de aceite trufado a volovanes de besamel trufada acompañados de buen vino de Tierra Estella.

Continuando el programa

El domingo día 8, el grupo de truficultores franceses visitó los más bellos rincones de Estella en una visita guiada a la ciudad para seguir con otra visita a las Bodegas Pago de Larrainzar, donde puediron pasear por las más de 15 hectáreas de viñedos y probar su vino.

Para concluir con el programa, los truficultores se despidieron de nuestras tierras paseando por las truferas de Ollogoyen propiedad de Javier Lander, en las que se centraron en su sistema de riego.

Desde el Museo de la Trufa y Navark agradecemos la visita de todos ellos, a los que les esperamos siempre que quieran.